Arritmias

Factores de RiesgoFactores_de_Riesgo.html
Procedimientos CardiacosProcedimientos_Cardiacos.html
¿Quiénes Somos?Quienes_somos.html
Angioplastía y STENTAngioplastia_y_STENT.html
Cardiología Clínica e Intervencionista
prevención, diagnóstico y tratamiento oportunoInicio.html
InicioInicio.html
 

El corazón bombea casi 5 litros de sangre al organismo por minuto. Incluso en reposo, el corazón late (se dilata y contrae) entre 60 y 80 veces por minuto. Estos latidos son provocados por impulsos eléctricos que se originan en el marcapasos natural del corazón, el nodo sinusal o sinoauricular (nodo SA). El nodo SA es un grupo de células ubicadas en la parte superior de la aurícula derecha del corazón.


Toda irregularidad en el ritmo natural del corazón se denomina arritmia. Cualquiera puede sentir latidos irregulares o palpitaciones en algún momento de su vida, y estas palpitaciones leves e infrecuentes son inofensivas. Sin embargo, cuando se presentan palpitaciones frecuentes es necesario valoración médica.




Tipos de arritmias

Las arritmias pueden dividirse en dos categorías: ventriculares y supraventriculares. Las arritmias ventriculares se producen en las dos cavidades inferiores del corazón, denominadas ventrículos. Las arritmias supraventriculares se producen en las estructuras que se encuentran encima de los ventrículos, principalmente las aurículas, que son las dos cavidades superiores del corazón.

Las arritmias también se definen según la velocidad de los latidos. La bradicardia es un pulso muy lento, es decir, una frecuencia cardíaca inferior a los 60 latidos por minuto. La taquicardia es un pulso muy rápido, es decir, una frecuencia cardíaca superior a los 100 latidos por minuto. El tipo más grave de arritmia es la fibrilación, que es cuando se producen latidos rápidos, no coordinados y caóticos.

¿Qué es un bloqueo cardíaco?

Se produce un bloqueo cardíaco cuando la señal eléctrica del nódulo SA se retarda o no puede llegar a las cavidades inferiores del corazón (los ventrículos).

¿Cuáles son las causas de las arritmias?

Existen diversos factores que pueden causar irregularidades de los latidos del corazón. En algunas personas, las arritmias son un defecto congénito, es decir que nacen con este problema. Otras enfermedades, tales como muchos tipos de enfermedades cardíacas y la presión arterial alta también pueden dar lugar a arritmias. Además, el estrés, la cafeína, el tabaco, el alcohol y algunos medicamentos de venta libre para la tos y los catarros pueden afectar al ritmo natural de los latidos del corazón.

¿Cuáles son los síntomas?

La presencia o ausencia de síntomas y los tipos de síntomas específicos, dependen del estado del corazón y del tipo de arritmia. Los síntomas también dependen de la gravedad, frecuencia y duración de la arritmia. Algunas arritmias no producen síntomas de advertencia. Contra la creencia popular, las palpitaciones no siempre indican que la persona padece una arritmia.

Síntomas de bradicardia

  1. Sensación de cansancio, falta de aire, mareo o debilidad.

Síntomas de taquicardia

  1. Un pulso rápido y fuerte en el cuello o latidos irregulares acelerados en el pecho.

  2. Malestar en el pecho, debilidad, falta de aire, sudoración y mareo.

Estudios para diagnosticar una Arritmia

  1. El electrocardiograma (ECG) convencional es el estudio más eficaz para diagnosticar una arritmia. Permite analizar las corrientes eléctricas que produce el corazón y determinar el tipo de arritmia que padece el paciente.

  2. El estudio Holter ofrece una lectura continua de la frecuencia y el ritmo cardíaco durante un período de 24 horas (o más). El paciente lleva puesto un dispositivo de grabación (el monitor Holter), que se conecta a pequeños discos de metal denominados «electrodos» que se colocan sobre el pecho. Con ciertos tipos de monitores, el paciente puede pulsar un botón de grabación para registrar el ritmo del corazón en cuanto siente los síntomas. Luego los médicos pueden estudiar el registro impreso de la grabación para determinar la causa de la arritmia.

  3. Los estudios electrofisiológicos (EEF) generalmente se realizan en un laboratorio de hemodinamia. Se introduce un tubo largo y delgado denominado «catéter» en una arteria de la pierna hasta llegar al corazón. El catéter capta los impulsos eléctricos del corazón permitiendo obtener un mapa de su sistema de conducción eléctrica. Este mapa permite determinar qué tipo de arritmia tiene el paciente y dónde se origina. Durante el estudio, los médicos pueden administrar impulsos eléctricos controlados para ver cómo reacciona el corazón. También pueden administrarse ciertos medicamentos para determinar cuáles logran eliminar la arritmia. Cuando se descubren las vías de conducción eléctrica que producen la arritmia, pueden enviarse ondas electromagnéticas a través del catéter para destruirlas.

Tratamiento

Generalmente se administran medicamentos antiarrítmicos. Otros tratamientos incluyen las intervenciones transcatéter, los dispositivos implantables y la cirugía (en casos extremos).

  1. La taquicardia ventricular y la fibrilación ventricular pueden tratarse mediante la implantación de un desfibrilador cardioversor, un dispositivo que administra impulsos eléctricos o, de ser necesario, una descarga, para restablecer el ritmo normal del corazón. El generador del aparato se implanta en una bolsa debajo de la piel del pecho o del abdomen (similar al implante de un Marcapasos) y se conecta a electrodos que van a las diferentes cavidades del corazón.

  2. En algunos casos de frecuencia cardíaca baja, se utiliza un marcapasos  electrónico. Más pequeño que una caja de fósforos, el marcapasos electrónico se implanta quirúrgicamente cerca de la clavícula, el hueso que se encuentra debajo del cuello. Las pilas del marcapasos suministran la energía eléctrica que actúa como el marcapasos natural del corazón.

  3. La ablación por radiofrecuencia es un procedimiento en el que se utiliza un catéter y un dispositivo que permite obtener un mapa de las vías de conducción eléctrica del corazón. Tras administrar un relajante al paciente, se introduce un catéter por una vena hasta llegar al corazón. Utilizando ondas electromagnéticas de alta frecuencia, los médicos pueden “quemar” (por ablación) las vías de conducción responsables de la arritmia.

En algunos casos, no se necesita tratamiento alguno y la mayoría de las personas que sufren de arritmia llevan una vida normal y activa. A menudo, ciertos cambios en el estilo de vida, como por ejemplo evitar la cafeína (en cosas tales como el café, el té, las bebidas gaseosas, el chocolate y algunos analgésicos de venta libre) o el alcohol, son suficientes para eliminar la arritmia.

Más información en este sitio:

  1. Tipos de Arritmias

  2. Estudios más frecuentes en Cardiología

  3. Hipertensión arterial

  4. Procedimientos Cardiacos

 
Página de inicioInicio.html

Contacto: