Tipos de Arritmias

Factores de RiesgoFactores_de_Riesgo.html
Procedimientos CardiacosProcedimientos_Cardiacos.html
¿Quiénes Somos?Quienes_somos.html
Angioplastía y STENTAngioplastia_y_STENT.html
InicioInicio.html
Cardiología Clínica e Intervencionista
prevención, diagnóstico y tratamiento oportunoInicio.html
 

Las arritmias se dividen en dos tipos: ventriculares y supraventriculares. Las arritmias ventriculares se producen en las cavidades inferiores del corazón, denominadas ventrículos. Las arritmias supraventriculares se producen en la zona que se encuentra por encima de los ventrículos, generalmente en las aurículas, que son las cavidades superiores del corazón. Los latidos irregulares pueden ser demasiado lentos (bradicardia) o demasiado rápidos (taquicardia).


Bradicardia

La bradicardia es una frecuencia cardíaca muy baja de menos de 60 latidos por minuto. Se produce cuando el impulso eléctrico que estimula la contracción del corazón no se genera en el marcapasos natural del corazón, el nodo sinusal o sinoauricular (nodo SA), o no es enviado a las cavidades inferiores del corazón (los ventrículos) por las vías correctas.

La bradicardia puede tener una de dos causas: el sistema nervioso central no comunica al corazón que debe bombear más o el nodo sinusal podría estar dañado. Este daño puede deberse a una enfermedad cardiovascular, el proceso normal de envejecimiento en persona mayores o defectos heredados o congénitos. También podría ser causada por ciertos medicamentos, incluso aquellos que se administran para controlar las arritmias y la presión arterial alta.

Taquicardia

La taquicardia es una frecuencia cardíaca muy elevada de más de 100 latidos por minuto. Hay muchos tipos diferentes de taquicardia, según dónde se origine el ritmo acelerado. Si se origina en los ventrículos, se denomina taquicardia ventricular y si se origina por encima de los ventrículos, se denomina taquicardia supraventricular.

Arritmias ventriculares

Taquicardia ventricular

La taquicardia ventricular es cuando el nodo sinusal ya no controla el latido de los ventrículos, sino que otras zonas a lo largo de la vía de conducción eléctrica inferior asumen la función de marcapasos. Como la nueva señal no se desplaza por el músculo cardíaco por la vía normal, el músculo cardíaco no late en forma normal. Se aceleran los latidos del corazón y el paciente siente palpitaciones. Este ritmo irregular puede producir una extrema falta de aliento, mareo o desmayo (síncope).

Fibrilación ventricular

La arritmia más grave es la fibrilación ventricular, que son latidos irregulares no controlados. En lugar de tener una sola pulsación a destiempo de los ventrículos, es posible que varios impulsos se originen al mismo tiempo en diferentes lugares, todos ellos estimulando al corazón a latir. Por consecuencia, se producen latidos mucho más rápidos y desordenados que pueden alcanzar los 300 latidos por minuto. A causa de estos latidos caóticos, el corazón bombea muy poca sangre al cerebro y al resto del organismo, y es posible que la persona se desmaye. Es necesario obtener asistencia médica inmediatamente. Si es posible iniciar medidas de reanimación cardiopulmonar (RCP) o administrar descargas eléctricas para restablecer el ritmo normal del corazón, es posible que el corazón no sufra un daño muy grave. Las personas que sufren de alguna enfermedad cardiovascular o que tienen antecedentes de ataques cardíacos tienen el mayor riesgo de padecer fibrilación ventricular.

Extrasístoles ventriculares

Un tipo menos grave de arritmia ventricular son las extrasístoles ventriculares. El problema se debe a que los ventrículos se contraen antes de lo debido, fuera de la secuencia que les corresponde. Las extrasístoles (también denominadas latidos ventriculares prematuros) generalmente no son peligrosas y a menudo no necesitan tratamiento. Aunque la mayoría de las extrasístoles se producen rápidamente y sin advertencia, también pueden ser ocasionadas por la cafeína que contiene el café, el té, las gaseosas y el chocolate.

Arritmias supraventriculares

Se originan por encima de las cavidades inferiores del corazón (las aurículas) o las vías de conducción auricular. También denominadas arritmias auriculares, no son tan graves como las ventriculares. En algunos casos, ni siquiera necesitan tratamiento. Pueden ser causadas por diversos factores, como por ejemplo, el tabaco, el alcohol, la cafeína y los medicamentos para la tos y los catarros. El trastorno también puede deberse a la cardiopatía reumática o a una glándula tiroides hiperactiva (hipertiroidismo). Las arritmias supraventriculares pueden producir falta de aliento, palpitaciones cardíacas, presión en el pecho y un pulso muy rápido.

Taquicardia supraventricular (TSV) o taquicardia supraventricular paroxística (TSVP)

La taquicardia supraventricular (TSV) es una frecuencia cardíaca regular pero elevada, de alrededor de 150–250 latidos por minuto, que se origina en las aurículas. A diferencia de otros tipos de arritmia, la taquicardia supraventricular no se origina en el nodo SA. La TSV también se denomina taquicardia supraventricular paroxística (TSVP).

Se producen cuando se originan señales eléctricas anormales en las cavidades superiores del corazón, lo cual interfiere con las señales eléctricas que se originan en el nodo sinusal (el marcapasos natural del corazón). Entonces, los latidos en las aurículas aumentan la frecuencia cardíaca.

Fibrilación auricular

La fibrilación auricular es un ritmo rápido e irregular debido a movimientos convulsivos o paroxísticos de las fibras musculares de las aurículas. La fibrilación auricular puede hacer que se acumule sangre en las cavidades superiores del corazón. La sangre acumulada puede formar grumos denominados coágulos. Si un coágulo de sangre se desplaza del corazón al cerebro y obstruye una de las arterias cerebrales que son más pequeñas, puede producirse un infarto cerebral. Aproximadamente el 15 % de los accidentes cerebrovasculares se producen en personas con fibrilación auricular.

Síndrome de Wolff-Parkinson-White

El síndrome de Wolff-Parkinson-White (WPW) es un grupo de anomalías ocasionadas por vías de conducción adicionales entre las aurículas y los ventrículos. Debido a estas vías de conducción adicionales, las señales eléctricas llegan a los ventrículos antes de lo debido y regresan a las aurículas. El resultado es una frecuencia cardíaca muy elevada. Los que padecen este síndrome pueden sufrir mareos, palpitaciones en el pecho o desmayos. También tienen mayores probabilidades de sufrir episodios de taquicardia supraventricular paroxística (TSVP).

Extrasístoles supraventriculares

También se las denomina contracciones auriculares prematuras y se producen cuando las aurículas se contraen antes de lo debido, ocasionando un ritmo cardíaco irregular.

Bloqueo cardíaco

Se produce un bloqueo cardíaco cuando el nodo sinual envía correctamente la señal eléctrica pero ésta no pasa por el nodo auriculoventricular (AV) o por las vías de conducción eléctrica ventriculares con la rapidez debida. Los bloqueos se deben principalmente al proceso de envejecimiento o cicatrización del corazón que a veces es ocasionada por la enfermedad arterial coronaria. Existen distintos tipos de bloqueo cardíaco y se clasifican según su gravedad.

  1. El bloqueo cardíaco de primer grado es cuando los impulsos que pasan por el nódulo AV son demasiado lentos.

  2. El bloqueo cardíaco de segundo grado es cuando los impulsos pasan por las aurículas del corazón pero se retrasan en el nódulo AV y debido a este retraso, los ventrículos no laten en el momento debido.

  3. El bloqueo cardíaco de tercer grado es cuando no llegan impulsos a los ventrículos. Para compensar, los ventrículos utilizan su propio marcapasos auxiliar con una frecuencia más baja. Como es probable que transcurra un espacio de tiempo entre el impulso de las aurículas y el del marcapasos auxiliar de los ventrículos, la persona puede desmayarse. Esto se denomina crisis de Stokes-Adams. El bloqueo cardíaco de tercer grado es muy grave y puede dar lugar a insuficiencia cardíaca e incluso la muerte. Este tipo de bloqueo requiere la colocación de un Marcapasos transitorio o permanente.

Para que los ventrículos izquierdo y derecho se contraigan al mismo tiempo, debe propagarse un impulso eléctrico por las ramas derecha e izquierda del haz de His a la misma velocidad. Si existe un bloqueo en una de estas ramas, el impulso eléctrico debe llegar al ventrículo por otra vía de conducción. Cuando esto sucede, la frecuencia y el ritmo del corazón no se ven afectados, pero el impulso se propaga más lentamente. El ventrículo podrá contraerse pero tomará más tiempo en hacerlo debido al retraso del impulso. Este retraso del impulso hace que uno de los ventrículos se contraiga una fracción de segundo más lentamente que el otro.

Los términos médicos para los bloqueos de rama dependen de la rama afectada:

  1.     Si el bloqueo se produce en la rama derecha, se denomina bloqueo de la rama derecha del haz de His.

  2.     Si el bloqueo se produce en la rama izquierda, se denomina bloqueo de la rama izquierda del haz de His.

Más información en este sitio:

  1. Tipos de Arritmias

  2. Estudios más frecuentes en Cardiología

  3. Hipertensión arterial

  4. Infarto al Miocardio

 
Página de inicioInicio.html

contáctenos: